Menú
toggle menu

NUESTRO BLOG

Tarjetas de presentación en Guatemala
Tarjetas de presentación en Guatemala

Conoce el servicio de impresión de tarjetas de presentación en Guatemala

Las tarjetas de presentación son unas piezas en las que se recogen los principales datos de una persona y que se entrega en una reunión de negocios, entrevista, presentación formal o como forma de identificación junto a un regalo, pésame o felicitación.

Las informaciones más habituales que deben contener una tarjeta de presentación son:

  • Imagen de la empresa: logotipo, colores institucionales y símbolos asociados a la marca suelen tener un papel preponderante en las tarjetas actuales, ya que éstas son parte del marketing de la empresa, además de una forma de presentación personal. Así, es recomendable que la tarjeta se diseñe junto con las otras piezas de comunicación, para asegurar que mantenga el estilo y posicionamiento buscados.
  • Nombre y apellido: Es recomendable utilizar el nombre por el que una persona es conocida, aunque no necesariamente sea el nombre completo. Dependiendo el grado de formalidad de la empresa o sector, pueden incluso utilizarse apodos o contracciones de nombres extensos.
  • Cargo: Si se trata de una empresa unipersonal o muy pequeña, no hace falta detallar el puesto ocupado, pero en caso de que existan roles diferenciados es recomendable que se indique debajo del nombre.
  • Datos de contacto: Es habitual que la tarjeta contenga al menos tres formas de contacto personal (dirección, teléfono, correo electrónico), pero también es útil agregar datos como el usuario de Skype, Twitter o PIN de BlackBerry. Si estás en relación con personas de otras ciudades o países, asegúrate de agregar al teléfono el código de país, área. Si la empresa tiene un sitio web también debe mencionarse porque es la forma más fácil de hacer conocer los detalles de tu actividad.
  • Nombre de la empresa: Lo ideal es que el nombre se vea con el logo. Pero si el logotipo no coincide con el nombre formal de la empresa la marca no es lo suficientemente legible o se aplica en un tamaño muy pequeño, puede agregarse un texto pleno con el nombre completo de la empresa. Ayuda también a destacar la razón social que no suele incluirse en la imagen comercial.
  • Descripción de la actividad: Si la empresa es nueva o no es reconocida públicamente, puede agregarse un eslogan o descripción breve de la actividad que realiza, de forma de que quien la reciba sepa de qué se trata.
  • Información en otro idioma: Dependiendo el tipo de actividad que desarrolles, puede resultarte importante que tu información sea accesible a personas de habla inglesa, portuguesa u otra. Opciones: tarjetas muy simples sin palabras en español, tarjetas doble faz con un lado en cada idioma o tarjetas diferenciadas para cada idioma.
  • Otra información: Si se piensa la tarjeta como pieza de marketing, puede resultar útil que contenga datos como horarios, mapa de acceso, fotografías o productos. Realiza una selección de información para evitar textos demasiado extensos o crea una tarjeta general del local o empresa que prescinda de los datos personales y se enfoque en los del negocio.

Aunque debes ser más creativo si tu negocio así lo amerita, en general debes seguir estos sencillos pasos al diseñar tus tarjetas para que sea lo menos saturada posible:

  1. Usa tu logo como base. Conviértelo en el elemento más grande de la tarjeta.
  2. Mantenlo simple. No incluyas mucha información en la tarjeta.
  3. Incluye lo esencial: nombre, cargo, empresa, dirección, teléfono y email.
  4. Asegúrate de que la tipografía sea legible.
  5. Trata de usar sólo dos colores.

Actualmente las tarjetas de visita son esenciales en cualquier área de negocio. Muchos profesionales recurren a este producto de marketing porque, además de obtener notoriedad, podrán divulgar su marca, y en simultáneo, facilitarán sus contactos. De esta forma, los clientes y los potenciales clientes consiguen contactar fácilmente con la empresa para adquirir sus productos y servicios.

Las tarjetas de visita son de tal modo importante que, a pesar del progreso tecnológico, continúan a ser utilizados por innumerables empresas. Este hecho puede explicarse por el impacto que este material gráfico tiene en el momento de cerrar negocios.

La semejanza de lo que sucede con otros productos impresos, también ocurre con las tarjetas de visita a un coste realmente reducido. Así, las empresas pueden disfrutar de las ventas de estos productos gráficos sin que esto tenga un elevado impacto en sus presupuestos.

Cómo diseñar tarjetas de presentación

Una buena tarjeta de presentación debe ir acorde a la imagen de tu empresa; algo difícil considerando el tamaño pequeño que tienen. Y es que, ¿cómo puedes llevar tu mensaje a través de un espacio de sólo dos por tres pulgadas?

No debes esperar contar la historia de tu negocio en una simple tarjeta, sino lo que debes buscar es presentar una imagen profesional que las personas recuerden. El color, textos y textura de tu tarjeta de negocios influyen mucho en su atractivo y habilidad de mostrar la imagen de tu empresa.

Por eso, lo más recomendable es que uses el sentido común al diseñar tus tarjetas de presentación. Si diriges una firma de consultoría financiera, lo que quieres es que tu tarjeta refleje confiabilidad y profesionalismo, por lo que quizás debas conservar una imagen más tradicional, como letras negras y fondos grises o blancos.

Claramente, los diseñadores recomiendan que los emprendedores no diseñen sus propias tarjetas de presentación, sin embargo muchos dueños de negocios deben hacerlo. El mejor curso de acción: Observa a detalle las tarjetas de presentación que recibas y trata de imitar las que más te gustan.

Una vez que tengas contigo tus tarjetas de negocio ya impresas, aprovéchalas al máximo con estos tips:

  • Siempre entrega a la gente más de una tarjeta para que la puedan repartir a alguien más.
  • Incluye tu tarjeta en toda la correspondencia y boletines que envíes.
  • Lleva tarjetas siempre contigo en un sobre o portafolio donde se mantengan limpias y no se arruguen.

Las tarjetas de negocio no deben ser aburridas. Si la industria lo permite, sé creativo y aplica estas ideas:

  • Usa tarjetas de 4 por 7 pulgadas que puedan doblarse (como un folleto mini).
  • Las tarjetas con formas poco convencionales llaman la atención.
  • El papel texturizado puede añadirle interés a la tarjeta, al igual que usar papel de colores. Trata usar sombras claras para asegurar la legibilidad.
  • La termografía, un proceso que crea una impresión brillante y resaltada le da mayor atractivo a tus tarjetas.

Errores comunes en diseño de tarjetas de presentación

Trabajas muy duro para que tu emprendimiento tenga éxito y no es justo que el diseño en un pedazo de papel de 9×5 cm te eche para abajo todo tu esfuerzo. Un profesional como tú, sabe que su tarjeta de presentación personal es un arma poderosa para atraer nuevos clientes y oportunidades de negocio; por eso, debes asegurarte de que el diseño de tus tarjetas de presentación cumple bien su propósito evitando estos errores comunes:

Diseñarlas en Office (Power Point o Word)
Estos populares programas de Microsoft tienen la capacidad de añadir imágenes y texto, pero eso no te garantiza que sean óptimos para el diseño. Es mejor utilizar software cuyo fin es específicamente el diseño, como los de Adobe (Photoshop, Illustrator, InDesign) pues con ellos podrás exportar en calidad de impresión.

Pedirle a alguien sin experiencia que las diseñe
A menos que tu sobrino sea un buen diseñador que tenga fuertes habilidades gráficas y persuasivas, no es aconsejable que por ahorrarte unos pesos, le asignes una responsabilidad tan grande como es la “primera impresión” que muchos tendrán de tu negocio. Mejor no te arriesgues y contrata a un profesional que encaje en tu presupuesto.

Transformarlas en catálogo de productos o servicios
Seguro que te has topado con muchas tarjetas de presentación atascadas de información, de hecho, la mayoría son así. Si optas por un diseño más limpio, que contenga sólo lo esencial para comunicar el giro de tu negocio y tus datos de contacto, destacarás más del montón y es más probable que guarden tu tarjeta en vez de tirarla a la basura por parecer más un volante.

Utilizar más de dos tipos de letra
Existen miles de tipografías que “se ven bonitas” en una tarjeta de presentación, eso no quiere decir que debas ponerlas todas juntas. Si de verdad quieres que el texto se distinga entre sí sin comprometer la estética de tu tarjeta, es más recomendable usar a la misma familia tipográfica pero en distintos pesos y estilos.

Dejarse llevar por la moda
Si basas el diseño de tus tarjetas en una moda, en vez de enfocarte en el giro y la personalidad de tu negocio, es muy probable que en poco tiempo se vean anticuadas y necesites invertir dinero en ellas una vez más. Y si el dinero no te importa porque eres millonario y haces negocio por puro placer, tal vez sí te importe el hecho de que cambiar la imagen de tu negocio frecuentemente afecte negativamente al reconocimiento de tu marca entre el público.

Hacerlas en una plantilla pre-diseñada
Estás feliz con tu diseño porque usaste una plantilla que se ve “súper profesional”. Sabes que probablemente otros emprendedores están usando el mismo diseño, pero no te molesta porque seguramente no son tu competencia, ya que su negocio es de una categoría diferente al tuyo, o viven muy lejos de tu área de servicio.

Utilizar un fondo demasiado extravagante
Un fondo muy llamativo podría hacer que tu tarjeta se note a distancia. Pero recuerda, es una tarjeta, no un póster publicitario. La gente no se molestará con verla “de cerquita” y te agradecerá mucho que utilices un fondo simple que contraste con el texto, así cuando la lean no se quemarán los ojos por el esfuerzo.

No imprimirlas en un papel adecuado
Como ya sabes, es muy importante invertir en un buen diseñador. Pero hasta el mejor diseño de tarjeta se verá comprometido si decides imprimirlo en la calidad más barata. Te conviene más invertir en una buena imprenta. El mismo diseñador te puede asesorar en dónde y cómo imprimirlas.

Ignorar que los colores de una tarjeta impresa no se verán igual que en una computadora
Si no estás familiarizado con la industria de la imagen digital, no tendrías por qué saber esto, pero es útil que lo sepas para que no te lleves sorpresas cuando imprimas algo para tu negocio. Existen dos modelos de colores para trabajar imágenes: RGB (imágenes que serán vistas en pantalla) y CMYK (imágenes que serán impresas). De por sí los colores varían de imprenta a imprenta, pero si llevas a imprimir un archivo en RGB, es muy probable que te lleves una amarga sorpresa con el resultado.

Olvidar que tu tarjeta es la cara de tu negocio
Lo más importante es lo de adentro. Cierto, pero ¿contratarías los servicios de un talentoso abogado que se presenta a juicio en ropa interior? Las apariencias son vitales en los negocios ya que son el primer factor para que tus clientes potenciales decidan si quieren seguir tratando contigo o archivarte en su carpeta de “negocio no deseado”.

Medidas y tamaños para diseño de tarjetas de presentación

Siempre surge la interrogante: ¿qué tamaño debe tener una tarjeta de presentación? Ya que es un material muy utilizado por las empresas y el público en general.

Si has decidido diseñar la tarjeta de presentación o tarjeta de negocios, seguro que te preguntarás cuál es la forma correcta de hacerlo. En el caso de las tarjetas de personales o de negocios el factor de medidas es muy importante ya que una tarjeta demasiado grande puede resultar incómoda para la persona que la recibe igual que una demasiado pequeña puede llegar a pasar desapercibida de igual forma las medidas de estas dependen también del lugar donde van a ser guardadas, como por ejemplo una billetera, si entregamos una tarjeta y esta no se ajusta a las medidas estándar de las billeteras, lo más probable es que se deshaga de esta ya que no tiene un lugar donde almacenarla.

Por lo cual lo recomendador es que las medidas a utilizar para la creación de una tarjeta ronde entre los 5cm x 9cm o 5cm x 8cm.

Conoce el servicio de impresión de tarjetas de presentación en Guatemala