Menú
toggle menu

NUESTRO BLOG

DIY: consejos para diseñar tu logo empresarial
DIY: consejos para diseñar tu logo empresarial

Todos nacemos con un talento nato y usualmente crecemos buscando desarrollarlo hasta convertirnos en verdaderos expertos. Por esa razón, hacer un logo profesional para tu empresa será más fácil y de mejor calidad si es diseñado por un profesional. Pero, esto no quiere decir que tú no puedas hacerlo e intentar transmitir exactamente lo que quieres de tu empresa. Con estos consejos para diseñar tu logo empresarial podrás hacer tú mismo el diseño, ya sea si quieres aventurarte al diseño gráfico o pretendes realizar un esquema de lo que realmente deseas solicitarle al profesional.

Lo simple es más elegante muchas veces

Cuando te aventuras a realizar un diseño tan importante como este, ya sea en un software especializado o con el simple uso de algún programa de Microsoft debes tener en cuenta algo muy importante. Tu logo digital se encontrará en RGB (rojo, verde y azul) y esto se refiere a un modelo de colores que solo utilizan los formatos digitales como la televisión, computadoras y más. Pero para imprimirlo, debes convertirlo en CMYK (cyan) un modelo de colores que al momento de imprimirse le da una visión más real a tu diseño. Esto si quieres utilizarlo para publicidad, productos promocionales y otros impresos.

Sin importar la utilidad que le quieras dar a tu diseño, es importante que tomes en cuenta el modelo CMYK,  ya que tarde o temprano deberás imprimir tarjetas de presentación o cualquier otro material físico. Para ello, debes configurar todos esto formatos en un modelo de colores que sea apto para cualquier tipo de medio. Lo recomendable es utilizar PMS. Un sistema que te permite asegurar el diseño en su mejor calidad para cualquier utilidad. ¡Este sistema te ofrece cualquier cantidad de colores!

Si no puedes verlo bien no te interesa

Al momento de realizar tu diseño en la pantalla de tu computadora, podrás verlo un 1000% más largo que en una tarjeta de presentación. Por lo tanto, debes asegurarte que el diseño sea legible incluso cuando lo ajustas a una tarjeta de presentación.

No todos tenemos una buena vista

Tu logo va a estar en cualquier cosa, desde tu perfil de Facebook hasta en tus tarjetas, esto quiere decir que va a ser visualizado por todo tipo de personas con distintos problemas de la vista… o tal vez ninguno. Sin embargo, debes tomar en cuenta el contraste de colores, la fuente de letras que utilizas o pequeños elementos que pudieran no ser legibles para las diferentes personas. Toma en cuenta el balance, los contrastes y la facilidad con la que puedes distinguir todos los elementos de tu diseño.

Una fuente con personalidad

Menos en más, SIEMPRE. No trates de combinar más de dos fuentes en tu diseño, trata de escoger una opción que sea legible, (no quiere decir aburrida) piensa en tu empresa y busca algo que transmita la personalidad de la misma y mantenla simple.

Los efectos es  mejor dejarlos a Hollywood

Ten cuidado con el uso de efectos. Estos pueden distorsionar los elementos importantes de tu diseño y al momento de imprimirlo puedes toparte con que se vea borroso o diferente a como lo diseñaste.

Originalidad… lo más importante

Si alguna vez dibujaste algo que podría ser interesante para la imagen de tu empresa o alguna persona lo hizo y te gusta, no dudes en colocarlo. Evita robar cosas de Google o esos iconos de Microsoft que todas las personas han utilizado desde hace tiempo. ¡La originalidad le dará personalidad necesaria a tu diseño!

Con esto en mente, estarás listo para empezar a aventurarte en el diseño de ese elemento tan importante para la imagen de tu marca. ¡Suerte!